Blog

Iglesia San Germán de Auxerre – San German, Puerto Rico

La Iglesia San Germán de Auxerre, en San Germán, Puerto Rico, fue fundada en 1510, siendo en sus orígenes una construcción de madera y paja, como inicialmente fueron las estructuras religiosas de aquellos tiempos. En 1688 se produjo una Real Cédula por la cual el Rey de España concedió 500 pesos a San Germán para reparar la iglesia. No se construyó ninguna estructura permanente hasta entonces, ya que el pueblo fue relocalizado en varias ocasiones. Hay que reconocer que San Germán fue el poblado más importante del oeste de Puerto Rico por más de tres siglos, por ello la importancia que tenía para la Corona Española. Esta iglesia estaba en muy malas condiciones cuando, en 1717, se hicieron trabajos de reparación que se complementaron en 1739.

San Germán fue el poblado más importante del oeste de Puerto Rico por más de tres siglos, por ello, la Corona Española ponía mucho interés en este pueblo.

Manteniendo la organización tradicional de la plaza de un pueblo, la iglesia se encuentra localizada al oeste de la plaza y justo al otro extremo se encuentra la Alcaldía.

Para principios del siglo XIX la iglesia se encontraba muy deteriorada, durando más de cincuenta años los trabajos de reparación (1834-1897). Durante estas reparaciones se añadió el coro y se elevó el techo de la nave central para permitir la entrada de la luz al interior. En la década de 1920, se reconstruyó la torre, que fue derribada durante el terremoto de 1918.

La fachada de la iglesia está compuesta por dos niveles, siendo el inferior más alto y ancho que el superior. El cuerpo superior tiene forma rectangular con tres vitrales.

En la parte posterior de la iglesia se encuentra la torre campanario, de base cuadrada y dividida en cuatro niveles. En el cuarto cuerpo se encuentran las campanas y es el más elaborado de los cuatro. En el interior se encuentra una cúpula cónica decorada con losas de barro colocadas en forma de zigurat invertido. Sobre la cúpula se encuentra la linterna, también formada por una pequeña arcada, coronada por una cruz.

La iglesia conserva la mayoría de sus detalles arquitectónicos y su diseño original tales como los muros de mampostería, las arcadas, las columnas, la sacristía y las cúpulas.

Deja una respuesta