Blog

Basílica de San Francesco d’Assisi

En las colinas de Umbría, Italia, y a menos de 160 kilómetros al norte de Roma, se levanta la ciudad medieval de Assisi. Este fue el lugar de nacimiento de Francesco di Pietro di Bernardone (bautizado como Giovanni di Pietro) en el siglo XII y que se conoció como San Francesco d’Assisi, en español lo conocemos como San Francisco de Asís.

San Francesco es el santo patrón de los animales y la naturaleza. Fundó una orden de frailes en 1209 y sus seguidores eran conocidos como frailes franciscanos. Francis di Pietro murió en octubre de 1226 y fue canonizado muy rápidamente por el Papa Gregorio IX en 1228.

La Basílica Superior e Inferior y el Convento fueron construidos para honrar al santo, convirtiéndose en el hogar de los frailes franciscanos. La Basílica Inferior se completó en 1230 y poco después, el cuerpo de San Francesco fue transferido de la iglesia de San Gregorio a su lugar de descanso final en la Basílica que lleva su nombre.

El complejo de San Francesco d’Assisi se construyó en una parcela de tierra conocida como la «Colina del Infierno», dado que los criminales fueron ejecutados allí. La colina ahora se conoce como la «Colina del Paraíso». Allí se encuentran las Basílicas Superior e Inferior con sus respectivos patios, unidos por su campanario. Alrededor de la Basílica hay tres estructuras que sirvieron de convento.

La Basílica de San Francesco d’Assisi se encuentra entre los sitios más visitados de la peregrinación católica. También es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Deja una respuesta