Articulos y Consejos

No hay de otra, ¡hay que moverse!

20171103_163746.jpg
Vista del Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla desde La Giralda

Para tomar buenas fotos hay que estar dispuesto a moverse, treparse en un muro, subir a una torre y observar todo lo que está a nuestro alrededor, desde arriba hasta abajo.

received_10216288364621209
Vista de Toledo desde una de las dos torres de la Iglesia de los Jesuitas

Para nosotros el reto mayor fue tomar fotos que quedaran bien alineadas, derechitas y bien encuadradas. Llega un momento en que no sabes si el edificio es el que se encuadra o es la calle.

20171030_133049.jpg
Antigua Mezquita del Cristo de la Luz, Toledo.

Hay casos y hay casos. Lo simplificamos buscando una línea que nos sirviera de guía para tomar una foto derechita, bien encuadrada como esta de parte de la fachada de la Iglesia de los Jesuitas en Toledo.

20171030_090445_Richtone(HDR).jpg
Parte de la fachada de la Iglesia de los Jesuitas en Toledo
20171106_151144.jpg
Mezquita Catedral de Córdoba

Movíamos el móvil hasta lograr encontrar ese punto en que visualmente sentíamos que la foto estaba bien alineada. Recuerda que siempre puedes utilizar el “cropping” para enderezarla.

Puente de Alcantara.png
Puerta de Alcántara, Toledo

Buscamos detalles interesantes en lo general, yeserías, pinturas murales, lámparas, etc. Y  para lograrlo hubo que moverse, bajarse, tirarse al piso. Las imágenes que resultan al colocar el móvil en el suelo son espectaculares. Inclinas el móvil para lograr ángulos interesantes y únicos.

Mas Camara.png
El Real Alcázar de Sevilla  y detalle de yesería del Palacio de Justicia en Écija

Prácticamente es convertirse en un trípode humano y casi en gimnastas, ¡literalmente! De pie, sujetábamos el móvil, subíamos los brazos y nos tirábamos hacia atrás.

20171030_164926.jpg
Detalle del techo del Monasterio de San Juan de los Reyes, Toledo

Y poco a poco nos movíamos para encuadrar esa cúpula espectacular, esos techos hermosos, esos frescos increíbles. Claro, ya en la noche necesitábamos un buen masaje, pero bien valía la pena. Esas imágenes son nuestros recuerdos de un gran viaje.

20180122_185359.jpg
Cúpula de la Iglesia de los Jesuitas en Toledo

Tomábamos de tres a cuatro fotos de la misma imagen para escoger al menos dos. Eliminábamos (delete) las demás de inmediato de la galería del móvil.

20171031_145156_001.jpg
Alegoría a “Las Artes” de Joaquín Bilbao, Parque del Buen Retiro, Madrid

Así liberábamos espacio y teníamos justo las fotos que deseábamos conservar.

20171031_140514.jpg
Palacio de Cristal del Parque del Buen Retiro de Madrid

Definitivamente, hay que moverse y ser muy precisos a la hora de tomar fotos. ¿La satisfacción? La sonrisa que se nos dibuja en el rostro y la ilusión de regresar.

20171108_154630.jpg
La Viajera y el Mochilero desde La Alhambra y al fondo, el Albaicín, Granada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *