Blog

Los Templarios – Portugal

Las huellas dejadas por los Templarios están presente en todos los rincones de Portugal, en sus templos, edificios, calles y hasta en su gente.

La Orden de los Pobres Compañeros de Cristo y del Templo de Salomón o mejor conocida como la Orden del Temple, compuesto de caballeros llamados Templarios fue fundada en el 1118 por nueve caballeros franceses. La Orden del Temple fue reconocida oficialmente por la Iglesia Católica en el 1129. Esta Orden, de carácter militar, se funda con la misión de proteger a todos los peregrinos cristianos que se dirigían hacia Jerusalén, luego de su reconquista, como resultado de las Cruzadas.


Los Templarios fueron considerados entre las mejores unidades entrenadas para el combate y los éxitos en las cruzadas se les atribuye a ellos. Además de ser fogosos combatientes, los Templarios también fueron responsables de la creación de un sistema económico sofisticado dentro del mundo cristiano. Un sistema económico que se asemeja, y posiblemente fue precursor, de los sistemas bancarios del mundo. Esas aportaciones los convierten en una organización sumamente fuerte y temida. Su expansión por Europa incluyó a Aragón, Castilla y León, Portugal, Inglaterra, Escocia e Irlanda, Polonia y Hungría.

Ante los temores del poderío obtenido por los Templarios y las grandes deudas acumuladas con los mismos, el Rey Felipe IV de Francia comenzó una campaña para desacreditar a estos caballeros logrando, finalmente, convencer al Papa Clemente V para erradicar a la Orden.

Sin embargo, el Rey Dinis de Portugal le concede asilo a los que logran evadir la persecución y mandato de exterminación. Estos pasan con todas sus posesiones a la Orden de Cristo creada en el 1319. Inicialmente comenzaron en Braga y eventualmente el Rey le entrega el territorio hoy conocido como Tomar (Portugal) para que se estableciera la cede de los Templarios, revestidos bajo la nueva Orden. Aún hoy, Tomar es conocida como la “Ciudad de los Caballeros Templarios”. Allí encontramos el Castillo de la Orden del Temple, que entre sus murallas se ubica el Convento de Cristo, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 1983.

La tradición de los Templarios se mantiene viva en Tomar con la feria medieval celebrada anualmente. Los Templarios fueron muy importantes en el desarrollo de Portugal a partir de la existencia de la Orden de Cristo, siendo instrumentales en las exploraciones y conquistas mundiales de Portugal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *