Articulos y Consejos

¿Auto, Bus, Tren o Avión?

El tema de la movilidad cuando planificamos un viaje, siempre es de gran preocupación. Muchos factores influyen a la hora de seleccionar el mejor método de transportación o el que mejor nos conviene. Desde los costos, las distancias, comodidad y hasta el tiempo que disponemos para visitar una ciudad, todo cuenta. En ocasiones, dependerá del medio de transportación escogido, el tiempo que permaneceremos de visita en una ciudad.

Las grandes metrópolis o zonas urbanas, muchas veces cuentan con sistemas amplios y confiables de buses y metros. Usualmente hay pases que incluyen varios viajes y conexiones a precios razonables. Igual sucede con los sistemas de Metro y Tren, por ejemplo en una ciudad como Nueva York, es la mejor manera de trasladarse.

Por otro lado, disponer de un automóvil o coche mediante alquiler puede resultar ser igual que cuando alquilamos una habitación, solo cumple con un propósito por un tiempo específico. La idea de tener un automóvil todo el día detenido, en un estacionamiento puede resultar poco práctico. Llegar a una cuidad, donde la única manera de visitarla es caminando, puede reducir el valor de tener un auto disponible. Tomemos como ejemplo la ciudad de Toledo, donde todos los lugares de interés quedan a distancias cómodas caminando. Mientras, el auto espera en un estacionamiento en las afueras de las grandes murallas. Este tipo de situación se repite mucho en los poblados mas pequeños.

Cuando se trata de viajar entre ciudades, digamos en España o Portugal, los sistemas ferroviarios y de Bus son opciones que ameritan consideración. El uso de los trenes de alta velocidad como el AVE acorta grandemente el tiempo de traslado. El costo, tiempo de traslado y comodidad sin el “estrés” de tener que guiar por rutas desconocidas (ni buscar dónde estacionar) son algunas de las consideraciones importantes.

 

Aunque suene raro, a veces el viaje en bus puede resultar ser mas rápido y económico que viajar en tren. Tal es el caso cuando se viaja desde Madrid a Granada, donde el viaje más rápido por bus es de 4 horas y media (4:30), mientras que por Renfe el mismo trayecto dura cinco horas y media (5:30) horas. Con una diferencia en precio de más del doble, el bus es la opción ganadora. En auto el viaje puede ser de casi cuatro (4) horas, una diferencia mínima de media hora.

 

Claro, no hay duda que la opción mas rápida sería por avión. Un vuelo de escasamente una hora, sin embargo al sumarle el tiempo de traslado al aeropuerto y de seguridad, se extiende a una hora adicional. El costo? Hasta diez (10) veces más que el del bus, o de cinco (5) veces más que el tren.

Como en tantos otros temas, no existe una respuesta correcta al dilema de la transportación. De igual manera que se evalúa otros aspectos del viaje durante el proceso de preparación, el tema de la transportación resulta ser uno tan o hasta más complicado. Por ello, requiere de mucha investigación y análisis. Un tema que debe ser resuelto mucho antes de llegar a tu destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *