Blog

Monasterio de los Jerónimos de Santa María de Belém – Lisboa, Portugal

El Monasterio de los Jerónimos de Santa María de Belém se trata de un antiguo monasterio, que sirvió en sus inicios como residencia de los monjes de la orden religiosa de São Jerónimo, la cual permaneció hasta el año 1834. El Monasterio se ubica en el barrio de Belém en Lisboa, Portugal y es un símbolo importante del estilo arquitectónico manuelino, representando la riqueza y la importancia de los Descubrimientos Portugueses.

Los críticos de arte consideran este monasterio como la joya del estilo manuelino y uno de los monumentos más importantes de Lisboa y Portugal. Desde el siglo XIX, es patrimonio del estado, una vez llega el gobierno liberal y se desmantelan las órdenes religiosas.

Diseñado en estilo manuelino por el arquitecto Juan de Castillo, fue encargado por el rey Manuel I de Portugal para conmemorar el afortunado regreso de la India de Vasco de Gama. Se fundó en 1501 sobre el enclave de la Ermita do Restelo en lo que fue la playa de Restelo, ermita fundada por Enrique el Navegante, y en la cual, Vasco de Gama y sus hombres pasaron la noche en oración antes de partir hacia la India.

La primera etapa constructiva de la iglesia nueva comenzó en 1514 y fue ampliándose y modificándose hasta el siglo XX. Se financió gracias al 5% de los impuestos obtenidos de las especias orientales, a excepción de los de la pimienta, la canela y el clavo, cuyas rentas iban directamente a la Corona.

El estilo manuelino se caracteriza por la mezcla de motivos arquitectónicos y decorativos del gótico tardío y del renacimiento. Destacan los portales principal y lateral, el interior de la iglesia y el magnífico claustro. Terminó de construirse en el siglo XVI, aunque el ala occidental y el campanario no se concluyeron hasta el XIX.

Nos impresionó muchísimo el tamaño monumental del claustro. Su decoración evidentemente manuelino, repleta de elementos marítimos y de navegación que puntualiza su origen conmemorativo, así como la letra “M”, símbolo de ese estilo. El patio central del claustro fue restaurado recientemente.  Desde el segundo piso del claustro se puede acceder a la parte superior de la iglesia y a la tumba de Fernando Pessoa.

La Iglesia del Monasterio de los Jerónimos tiene un interior muy amplio y luminoso. Su única nave cuenta con seis columnas perfectamente talladas que parecen no tener fin. La bóveda del crucero es grandiosa y cubre una superficie de 29 x 19 metros, sin apoyos centrales y con una compleja red de nervaduras. Fue diseñada por Juan de Castillo en 1522. La bóveda de la nave también fue diseñada por él y fue realizada en 1520.

La Capilla mayor fue reformada en 1571 por el maestro Jerónimo Ruão siguiendo las trazas proporcionadas por Diogo de Torralva en estilo renacentista avanzado, con el mismo estilo que la capilla mayor de la iglesia del monasterio de El Escorial. El retablo incorpora una serie de pinturas sobre tabla de Lourenço de Salzedo y un sagrario monumental del siglo XVII. En esta capilla se encuentran apoyadas sobre elefantes las tumbas del rey Manuel I y su esposa María y de Juan III y Catalina de Austria.

Los puntos de interés turístico más importantes de Los Jerónimos son las tumbas del navegador Vasco de Gama y el poeta Luís de Camões.

En una capilla del claustro descansan, desde 1985, los restos del escritor Fernando Pessoa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *